Hace tres años vió la luz Xataka nuestro primer blog. Con él también comenzó una nueva tendencia en la blogosfera hispana, la de blogs con vocación comercial. Es por ello que hemos pedido a algunos bloggers de aquella época que nos ayuden a reflexionar cómo ha evolucionado la blogosfera en los últimos tres años, a partir de la aparición de Xataka y todo el movimiento y debate que desencadenó. Os dejamos con sus palabras:

orihuelaJosé Luis Orihuela:

En el post de Julio Alonso titulado “Blog de gadgets en español” publicado el 20 de julio de 2004 se encuentra la simiente de un proyecto que ha transformado la blogosfera y que, como buen meme, ha sido replicado en decenas de iniciativas semejantes:

“Se trata de establecer el blog, generar contenido, a partir de ahí generar audiencia y después de eso ingresos. Todo esto de manera colaborativa entre varias personas. Si tiene medianamente éxito se constituirá una empresa de la que serán accionistas todos ellos. Se empieza con los gadgets, pero la idea es que se pueda expandir mucho más.”

Hoy existen unas 60 redes comerciales de blogs en español y el fenómeno no tiene visos de detenerse. Los weblogs se han consolidado como medio de comunicación y paulatinamente como soporte publicitario. La gestión de redes comerciales junto a la profesionalización de la escritura han acabado por dibujar los nuevos contornos de una blogosfera en la que junto a una inmensa mayoría de amateurs se establecen con éxito y sin complejos los bloguers profesionales y las empresas de nanomedios.


antonio delgadoAntonio Delgado:

En pocos años hemos pasado de una situación en la que en una mañana te leías a la blogosfera hispana a una multiplicación exponencial de blogs comerciales y personales donde la selección y criterio personal se hace imprescindible para leer lo más importante en el menor tiempo posible. En esto, algunos blogs comerciales ahorran la visita a decenas de blogs internacionales sobre temas concretos, ya que ellos viven de esas mismas fuentes y resumen lo principal.

Es como ver el programa “Se lo que hicisteis” como una forma de ahorrarte el visionado de las 12 horas de programas del corazón que inundan la televisión actual. :-) Por otra parte, antes de la llegada de los blogs comerciales, en la blogosfera no se escribía tanto. Muchos usuarios han tomado como norma que publicar mucho es sinónimo de éxito olvidando que lo principal para triunfar en Internet es hacer buenos contenidos.

Gemma FerreresGemma Ferreres:

¿Te imaginas internet sin YouTube? Pues en su día fue así y no hace tanto tiempo. Cuando Xataka vio la luz en noviembre de 2004 el territorio de la web 2.0 todavía estaba por explorar y sólo unos pioneros, los bloggers, se habían adentrado en sus dominios. La revolución parecía que iba a tener lugar en la blogosfera pero tres años después los focos se han multiplicado: Facebook, Twitter, APIs, iPhone, widgets, YouTube, Joost, MySpace…

¿Ha cambiado mucho la blogosfera en estos años? El camino que iniciaron los amigos de Weblogs SL fue seguido por otras redes, el periodismo participativo fue encontrando su hueco en los medios, no hay campaña publicitaria online que no incluya un blog en su estrategia y hasta en los centros de jubilados se imparten talleres para aprender a crear una bitácora, los blogs han entrado en el diccionario y forman parte del vocabulario común de internet, junto a e-mail, spam o messenger. Los blogs se han hecho, en definitiva, familiares pero no han cambiado tanto en estos años. La revolución sigue avanzando, pero ahora hay muchos más pobladores en Web 2.0 City.

CambroneroAntonio Cambronero:

Yo veo una diferencia fundamental entre la blogosfera de hace tres-cuatro años y ésta. Y es que ahora ya nadie, o muy pocos bloguers, se plantean si publicidad sí-publicidad no o blogs comerciales sí-blogs comerciales no. Esa discusión ha dejado de ser relevante y nos hemos acostumbrado no sólo a que la publicidad es la modalidad más extendida para ganar dinero con los blogs sino a la convivencia entre blogs personales y blogs pertenecientes a redes comerciales. El bloguer que escribe profesionalmente para empresas dedicadas a los blogs es una figura que no existía inicialmente en aquella blogosfera primigenia.

Así que redes como Weblogs S.L suponen, de alguna forma, un cierto empuje hacia delante en la historia de la blogosfera hispana. A pesar de ello, el enfoque comercial no debería eclipsar otro tipo de formas de entender la blogosfera. Afortunadamente cabemos todos.

Diego Martí­n MinidDiego Martín Lafuente:

Sin duda el segmento de weblogs comerciales abrió un nuevo capítulo de cómo rentabilizar y consumir contenidos varios en Internet. Destronan a los clásicos con soltura y gracia, con formas menos burocráticas y, quizás, con resultados más fiables que algunos medios. La oferta es tan grande y amplia, tan fácil de montar y administrar que uno lo ve reflejado en el resultado final. Eran, son y serán el inagotable morbo de los info-consumers, no esperar hasta una o dos semanas después para leer algo que fue escrito por un periodista que no tiene idea de lo que es Twitter o Google Maps.

alvyAlvy de Microsiervos:

La irrupción de los blogs comerciales/profesionales fue tal vez el signo que marcó la mayoría de edad del concepto «blog» hace unos años. Por un lado resultó ser buena señal, una confirmación de que se podían hacer webs interesantes de una manera distinta (y que podrían competir
con otro tipo de sitios/portales tradicionales). Algunos serán sin duda proyectos comercialmente viables para autores y empresas, otros se quedarán en el camino. Por otro lado se distanciaron de la idea romática de los blogs personales originales, pero por suerte ambos tipos conviven perfectamente y cada autor dedide qué tipo de blog quiere escribir, y los lectores qué prefieren leer.

Entre medias de todo esto surgieron un montón de debates interesantes sobre esos blogs profesionales/comerciales: qué reglas se les debería aplicar, cómo de parecidos o distintos eran de las publicaciones tradicionales, cuáles podían ser sus fórmulas de negocio. En general tras unos años ha quedado claro cómo habían de regirse: cierta rigurosidad, separación entre contenidos y publicidad, advertencias y “full-disclosures” sobre posibles conflictos de intereses, responsabilidad sobre lo que se publica (y lo que se permite que publiquen los lectores), cumplimiento de las leyes aplicables… Todavía se debaten algunos detalles a medida que surgen nuevos aspectos, lo cual es señal de que en el mundo de los blogs no todo está inventado, ni todas las cuestiones resueltas.

Enrique DansEnrique Dans:

Noviembre de 2004… a la velocidad que vivimos, parece ya parte de una vida anterior. Si comentabas con alguien que tenías un blog, la inmediata era tener que explicar qué era aquello con apariencia de onomatopeya de batracio, para después proseguir explicando qué diablos te llevaba a hacer algo así. Escribir cosas en la red… ¿quién las iba a leer? ¿A quién iban a interesar? ¿Como podías, con lo ocupado que parecías, perder el tiempo de manera tan lamentable?

La irrupción de los blogs comerciales en España en 2004 fue como la explosión del Cámbrico, ese boom en la generación de vida que dio origen a la mayoría de las especies: hacía ya casi dos años de la compra de Pyra Labs por parte de Google, pero el desarrollo de blogs personales seguía siendo algo ligado al ámbito friki, y representaba una especie de “acto de fe”. En aquel momento, crear una empresa con un planteamiento serio, poner a escribir a personas sobre los temas que les gustaban, y que éstas podrían, eventualmente, llegar a ganar un buen dinero o incluso a vivir de ello era un “test de acidez” impresionante. Cuando un año después, el 6 de Octubre de 2005, AOL pagaba veinticinco millones de dólares por hacerse con Weblogs, Inc., la prueba aquí ya llevaba tiempo superada: en España, tanto Xataka como varias otras cabeceras ligadas a otros temas no necesariamente tecnológicos se habían ubicado ya entre las páginas más leídas de la red.

Hoy, los blogs están donde deben estar: respondiendo a la inquietud de quien quiere escribir sobre el tema que le apetece, y conformando una red completamente bidireccional en la que son una amplia mayoría: de unos ciento cuarenta millones de páginas en Internet, alrededor de ciento diez millones son blogs. En el ámbito comercial, los blogs redefinen las reglas de la publicidad, plantean esquemas de independencia de opinión y contenidos más allá de lo que muchos medios tradicionales hacían, y proporcionan un trabajo vocacional a personas que escriben sobre temas que les gustan, con la independencia que necesitan, con el paraguas de una empresa seria, y con comunicación directa e instantánea con sus lectores: un ecosistema amateur en el sentido positivo del término; escribir sobre algo porque te gusta, porque lo amas, porque quieres hacerlo. Tres años de recorrido, y una posición ganada a pulso en la red hispanohablante: feliz cumpleaños, Xataka.

Weblogs SL